ARTÍCULOS

  • Fernando Hernández Q.

Xu Jiayin, el multimillonario detrás de Evergrande


"Creo firmemente que con los esfuerzos y el duro trabajo de todos ustedes, Evergrande saldrá de su momento más oscuro", escribió Xu Jiayin (Hui Ka Yan en cantonés), presidente del gigante inmobiliario a sus empleados esta semana.


El optimismo del dueño supera ampliamente el de proveedores, acreedores, empleados e inversionistas. Pero así debe ser, el más optimista y que contamine de esta a los demás, es el accionista.


Sin embargo, el alto endeudamiento, la baja liquidez y los vencimientos de pagos que no cesan, además de la potencial contaminación al mercado inmobiliario y financiero nacional e internacional, están poniéndosela difícil a Xu.


Evergrande, haciendo honor a su nombre, maneja a nivel nacional de china, 1.300 desarrollos inmobiliarios en 280 ciudades del país. Por lo tanto, son muchas las familias nerviosas y con incertidumbre, de recibir sus viviendas, en las cuales invirtieron todos sus ahorros. El malestar social va creciendo en forma importante y es por esto que el gobierno ha empezado a intervenir y se especula si dado el tamaño del problema (2%del PIB Chino), el gran líder Chino Xi Jinping implementará un rescate o dejará caer la empresa, los expertos son partidarios de que se dé una bancarrota "ordenada". Aunque se escucha que "Los funcionarios del gobierno chino han estado ocupados interviniendo y trabajando activamente en un plan de reestructuración factible", le dice a BBC Mundo Zhiwu Chen, director del Asia Global Institute (AGI).


Es importante conocer la historia del presidente y dueño de Evergrande, pues este representa la expansión de la economía china y el boom del endeudamiento, como medio para lograrla. A Xu Jiayin, conocido como "el rey de las deudas” quien llegó a ser unos de los hombres más ricos de China, es una historia de superación personal, promovida por el gobierno, y parecida a la de otros multimillonarios chinos como, el fundador de Alibaba, Jack Ma (ahora en desgracia).


Xu ha sido muy leal con el gobierno, solía atribuir su éxito a la educación y al Partido Comunista. Menciona recurrentemente: "Sin la reanudación del examen nacional de acceso a la universidad, seguiría en el campo. Sin una beca estatal de 14 yuanes, no podría ir a la universidad. Sin la reforma y la apertura del país, Evergrande no sería lo que es hoy". "Todo lo de Evergrande viene dado por el Partido, el Estado y la Sociedad".


Xu de 62 años es un multimillonario amante de las marcas de lujo, los yates, la ropa costosa y una excelente relación con el Partido Comunista que le habría permitido ascender en medio del boom inmobiliario. Xu amplió sus inversiones a diversos sectores. Es propietario del equipo de fútbol, el Guangzhou Evergrande y ha realizado inversiones en vehículos eléctricos, turismo, agua embotellada, empresas aéreas, y otras industrias. Se calcula que su fortuna llegó a superar los $43.000 millones de dólares. Actualmente, su fortuna ronda entre los $7.000 y $10.000 millones a septiembre de este año.


Xu, ideó una estrategia para Evergrande, la cual se apalancó en alto endeudamiento bancario y emisión de bonos de alta rentabilidad, esto no tuvo problemas mientras se desarrollaba paralelamente con el crecimiento del mercado, sin embargo los problemas empezaron cuando a mediados del 2021, el gobierno del líder Chino, Xi Jinping anunció medidas para controlar el endeudamiento de las inmobiliarias. Evergrande argumentó que tenía problemas de liquidez y que, por lo tanto, podría tener dificultades para cumplir sus compromisos.


Hoy, como mencionamos en días pasados, la empresa se encuentra en una acelerada reestructuración en la cual se incluyen venta de empresas Tecnológicas y automovilísticas, inmuebles, proyectos, reestructuración de deuda con el gobierno, etc. Sin embargo, el plan no ha dado los resultados esperados y esto ha impactado el valor de su acción notablemente.


Por lo pronto, el gobierno adportas a una re-elección de su máximo líder político, para un nuevo periodo, determinará quién "pagará" los costos de la crisis de Evergrande, y estoy inclinado a pensar que sea su rico propietario, antes que los compradores de vivienda.


#Artículos