ARTÍCULOS

  • Fernando Hernández Q.

¿Un millón de dólares te hace rico?


El concepto de riqueza es importante tenerlo claro, si se tiene presente, que es ser, realmente rico, seguramente cambiaremos nuestra forma de conseguirlo y la probabilidad de lograrlo sería mucho más alta.


Transcribo el pensamiento de Bill Gates al respecto, como inicio del análisis: Hace unos años en una conferencia de inversiones y finanzas en EE. UU. En la cual Bill Gates fue uno de los oradores, uno de los asistentes le hizo una pregunta: Sr. Gates usted que es el hombre más rico del mundo, aceptaría que su hija se casara con un hombre pobre.


Su respuesta fue: “Primero, comprendan que la riqueza no significa tener una cuenta bancaria bien llena. La riqueza es primero la habilidad de crear riqueza. Por ejemplo, alguien que gane la lotería o los juegos de azar, incluso si gana 100 millones no es un hombre rico: es un hombre pobre con mucho dinero, por eso el 90 % de los millonarios de la lotería vuelve a ser pobre después de 5 años.


También tienes gente rica que no tiene dinero. Por ejemplo, la mayoría de los emprendedores. Ellos ya están en el camino de la riqueza aunque no tengan dinero, porque están desarrollando su inteligencia financiera y eso es la riqueza. Si ves a un joven que decide formarse, aprender cosas nuevas, que intenta mejorar constantemente, sé que es un hombre rico. Si ves a un joven que piensa que el problema es el estado, y que encuentra que los ricos son todos ladrones y que critican constantemente, sepan que es un hombre pobre. Los ricos están convencidos de que solo necesitan información y capacitación para despegar, los pobres creen que otros deben darles dinero para despegar.


En conclusión, cuando digo que mi hija no debería casarse con un hombre pobre, no hablo de dinero. Hablo de la habilidad de crear riqueza de este hombre.”


Analizando la respuesta de Bill Gates, el dinero está separado del concepto de riqueza. La riqueza se basa en la actitud e interés personal de prepararse para desarrollar en la vida acciones y obras que mejoren de alguna manera lo existente, no importando el tema o sector económico en el que se desarrolle. Se es rico en el alma, en el espíritu, en el que hacer y en los logros. El resultado es la gran satisfacción personal de logro, de ver una obra realizada, de haber ayudado a otros y al entorno. Esa es la real riqueza.


Por otro lado el dinero, adicional a ser un mecanismo que facilita el intercambio de bienes y servicios, puede ser el reconocimiento o resultado de hacer bien las cosas, pues la gente está gustosa de pagar por las cosas bien hechas, hechas con pasión. Es por esto que cuando se obtiene el dinero, por golpes de suerte, sin haber hecho un esfuerzo mayor por conseguirla, se puede perder rápidamente. Poseer dinero por si solo, no significa necesariamente ser rico.


Lo ideal es ser rico y tener dinero suficiente para vivir bien, pues el verdadero rico sabe que no se requiere tener mucho dinero para hacer lo que se desea en la vida. La mesura y la humildad son también parte del ser verdaderamente rico.


#Artículos