ARTÍCULOS

  • Fernando Hernández Q.

Un milagro llamado Israel


Pocos son los países que se pueden preciar de que su nombre sea una marca importante en el mundo de los negocios y la tecnología. Este pequeño país de 22.070 KM 2, enclavado en la región de Asia Occidental, y con una población actual de 9.5 millones de habitantes, convirtió un desierto en un bello y floreciente jardín, contra todo pronóstico. No solo en los aspectos naturales, en los cuales en medio del desierto produce lácteos y productos avícolas, además de una gran variedad de frutas, verduras y flores, para su consumo interno y exportación. Por otro lado, es principal actor de desarrollos tecnológicos y emprendimiento empresarial a nivel mundial.


Sin embargo, Israel no siempre fue un país boyante, para el año 1980, era un país con una economía muy deficiente, hiperinflación del 450% la que llego a 950%, su población bajo el índice de pobreza superaba el 40%, un desastre económico. Padecia lo que padecen muchos de los países del mundo, una deficiente administración. Para el año 1985, la situación toco fondo y llevo a que varios y destacados lideres judios de todos los sectores, se reunieran para resolver de una vez por todas el problema. Este conclave llevo a la conclusión de que se debía reducir sustancialmente el gasto público, dejar de emitir moneda, privatizar empresas y establecer un control temporal de precios.


El anterior plan dio sus resultados, controlando la inflación. Hoy su producto interno bruto (PIB) alcanzo en el segundo trimestre de 2022 la suma de $122.142 millones de euros, colocándola como la economía número 26 en el ranking de PIB trimestral, y según cifras del 2021, ocupo el puesto 20 por el PIB per cápita que fue de $43.466 euros.


La fortaleza y prosperidad de Israel está basada en que, al ser un país industrializado, basa su producción en todos los sectores de la economía, con una intensa y sofisticada labor de I + D (Investigación y Desarrollo), y en la utilización de procesos, maquinaria y herramientas altamente tecnificadas.


Adicionalmente, el país determino cuatro factores estratégicos clave sobre los cuales baso su desarrollo futuro, estos fueron: Educación, Inversión en tecnología, y cultura militar, y estos tres convirtieron al país en muy atractivo para las corrientes de capitales extranjeros, lo cual permitió una ideal inversión pública y privada para desarrollar la economía, esta inversión fue el cuarto factor de crecimiento que se determino.


Miremos cada de estos elemento:


Educación:


La desintegración de la unión soviética permitió que gran parte de los judíos soviéticos emigraran a Israel, incrementándose asi la base de trabajadores, con la ventaja de ser estos de un alto nivel educativo, lo cual aumento también el promedio educativo de la población. Israel dio un gran paso al decidir educar su población desde hace muchos años, optando por un modelo basado en conocimiento e innovación, contando con un sistema educativo de muy alto nivel desde la primaria hasta la educación superior, lo cual le da una ventaja competitiva a nivel mundial.


La cultura militar:


Israel, forzado por sobrevivir en medio de un ambiente hostil a sus intereses, cuenta con uno de los ejércitos más modernos del mundo, pues está equipado con un arsenal nuclear altamente tecnológico. Además, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) tiene mas de 170 mil militares activos. Según datos de 2019, la FDI tiene un presupuesto aproximadamente de 20 mil millones de dólares, y ocupa la posición número 15 en términos de gastos militares a nivel mundial.


Sin embargo, no solo se destaca la inversión en equipos, igual de importante y como parte de la estrategia, es la formación militar obligatoria que reciben los Israelitas, la cual esta basada en una fuerte disciplina, conocimientos tecnológicos, amor a su país y una resiliencia a toda prueba, lo anterior y una vez egresan del servicio, se convierten en aportantes valiosos a la economía nacional.


Inversión pública y privada:


Israel ha obtenido un gran éxito en la creación de programas de inversión pública y privada en Startups, adicional a obras de infraestructura. Ejemplo viviente es el programa Yozma, diseñado para que el gobierno Israeli, en alianza con empresas privadas tecnológicas, realicen inversiones en startups y asi logren hacer crecer la industria del país.

Es asi como el gobierno logra apoyar las startups, consiguirles recursos y apoyo técnico, para que sean un éxito y a su vez nutran la economía nacional.


Inversión tecnológica:


La inversión tecnológica ha sido uno de los puntos fundamentales en el desarrollo de la nación, provocando a su vez el ingreso de mayores recursos del extranjero para inversión en este campo, volviendo atractivo al país. Millonarios extranjeros han invertido en las industrias tecnológicas, y obtenido a la par de Israel, estables y crecientes recursos económicos.


Es considerada hoy, como el pais que posee mas empresas de tecnología del mundo, lo cual le permitió llegar a ser la segunda potencia tecnológica a nivel mundial, solo por detrás de Estados Unidos (EU), y adicionamente en el exportador de las mas calificadas Startups del planeta, como el caso de Waze, vendida a Google por mas de mil millones de dólares.


Es así como, con el gobierno israelí controlando la economía, con una base laboral altamente calificada y con valores aprendidos, un retorno de la inversión que permitió el desarrollo de grandes obras publicas y privadas, asi como grandes inversiones en tecnologia, Israel se convirtió en un paraíso para los negocios. Este éxito le permite seguir luchando por reducir sus índices de pobreza y dar a sus habitantes el mejor nivel de vida. Nada mal para un país con tan solo 74 años de historia.


¡Cuando se quiere, se puede! Leccion que muchos países deben aun aprender.


#Artículos