ARTÍCULOS

  • Fernando Hernández Q.

¡Tres acciones para el logro!


Si deseas realmente dar contenido a tu vida y hacer de esta algo productivo que te permita progresar, desarrollarte y alcanzar lo que te propongas, debes al menos poner en práctica estos tres principios básicos:


1. Establece Objetivos: También conocidos como metas, son aquellos destinos a alcanzar en el tiempo y que su logro nos permitirá incrementar nuestra autoestima, seguramente obtener recursos económicos para nuestro bienestar y ahorro. y que una vez alcanzados, nos dará seguridad para plantearnos unos nuevos, más ambiciosos y de mayor calado.


Como mínimo deberías plantearte los siguientes tipos de objetivos:

  • Personales:

  • Que te desarrollen tus habilidades. Ej. Práctica

  • Que te den mayores conocimientos Ej. Lectura

  • Que te desarrollen tu espiritualidad. Ej. Yoga

  • Que te brinden mejor salud. Ej. Ejercicio

  • Profesionales:

  • Que te brinden recursos Económicos. Ej. Emprendimiento

  • Que te desarrollen tu profesión. Ej. Investigación

  • Que te den mayores capacidades profesionales. Ej. Práctica el liderazgo

Ten en cuenta que cada objetivo como mínimo debe ser claro en su definición, medible en sus resultados, y tener un tiempo definido para lograrlo.


2. Define un Plan: Una vez fijados tus objetivos, tienes que entender que estos no se cumplen por si solos, ni únicamente con la ayuda del destino. Deberás trazar un plan que te permita recorrer un camino válido para llegar a esos destinos. Este plan consiste en definir cuál camino tomarás, cuando iniciarás tu viaje, qué necesidades tendrás en el camino, cómo atenderlas, cuánto durará tu viaje, etc.


Para que tú plan sea exitoso deberás definir:

  • Pasos o tares a realizar, su secuencia de ejecución y el tiempo en que cada una debe ser completada.

  • Establece recursos que se requieren para desarrollar las tareas, tales como: Económicos ($), físicos (Instalaciones), de tiempo (Horas, días, etc).

  • Índices de medición. Establece cómo medirás los avances y logros de tus acciones. Bien con índices o al menos con un check list de verificación. Esto te permitirá hacer seguimiento, ajustar los planes y te dará motivación y seguridad por los avances alcanzados.

3. Acción: Con tus objetivos definidos y un plan para alcanzarlos, deberás ponerte en acción para implementar el plan y las acciones requeridas en procura de alcanzar tus objetivos. Sin acción, nada de lo anterior se cumplirá. Es la parte más difícil de todas, pues te exige realmente intentarlo, es decir !hacerlo!.


La ventaja es que solo requieres ejecutar dos tares para lograrlo:

  • Domina el miedo: Gran parte por la cual no iniciamos el camino para obtener logros, es el miedo. Miedo al fracaso, al que dirán, a de pronto saber que no somos capaces, a tener que aceptar una derrota, a no ser capaces de levantarnos de nuevo. Si, así es. El miedo nos domina, nos paraliza y nos causa inseguridad. Sin embargo debes saber que lo puedes superar. Muchos lo han hecho y tú no eres inferior a ellos, la diferencia es que no lo has intentado.

Una forma de dominarlo y vencerlo es ignorarlo! Si, ignóralo y concéntrate en tus objetivos, tú plan y las tareas que implica. Estarás muy ocupado como para perder el tiempo atendiendo al miedo. Deja que se aburra esperándote.

  • Da el primer paso: Concentrado en tu proyecto de vida, y con todas las expectativas del mundo, se consciente que no debes , ni puedes, hacer todo al mismo tiempo. Así que toma tu lista priorizada de tares y dedícate a realizar la primera, cuando la termines habrás dado el primer paso y eso te animará a continuar por el camino que trazaste.

¡Se hace camino al andar! Cómo la canción.


¡Anímate!


#Artículos