ARTÍCULOS

  • Fernando Hernández Q.

Seguimos siendo frágiles ante los imponderables


Más allá de la noticia sensacionalista, de que un buque de contenedores bloqueó el paso en el canal del Suez, es importante entender las dimensiones económicas, de este suceso.


El barco portacontenedores accidentado, llamado el Ever Given, no es un buque cualquiera, es uno de los mayores de su tipo en el mundo, con capacidad para cargar 20.000 contenedores, lo que lo hace uno de los más grandes.


El canal del Suez, Es una de las principales vías comerciales del mundo, fue inaugurado en 1869, y une el mar Mediterráneo y el mar Rojo, en un trayecto de 193 Km; esto significa que conecta las fábricas de Asia con los clientes acomodados de Europa, siendo también un muy importante conducto para el petróleo. Por otro lado, encierra un peligro latente para la economía mundial, no solo por estar en constante riesgo, dado los conflictos entre países vecinos, también por lo estrecho del mismo canal, que aunque en algunos trayectos es de doble vía, en otros solo una vía permite el paso, como en el que sucedió el incidente.


En el mundo actual y gracias a los importantes desarrollos tecnológicos, aplicados entre otras a las comunicaciones, el transporte y la rápida producción de bienes, llevó a los expertos en administración a diseñar procesos logísticos de alta eficiencia que permitieron reducir a nivel mundial los altos inventarios, logrando mantener pequeñas cantidades, las cuales eran rápidamente reemplazadas en caso necesario, gracias a las rápidas comunicaciones y transporte.


Es así como Amazon logra entregas de dos o tres Dias entre continentes. Las empresas productoras logran lo mismo en unos pocos días más y en general, un proceso que demoraba anteriormente 30 o más días, hoy se logra en apenas 8.


Esto representó una mejora sustancial en la eficiencia y lógicamente en la rentabilidad de las empresas, así como en mejor calidad y precios para los consumidores.


Sin embargo también se han suscitado críticas a este modelo logístico conocido en la administración como “Just in time”, debido a que una demora en el mismo, deja desprotegida una demanda alta de emergencia como la de equipos y suministros médicos a raíz del COVID-19, cuando en los primeros meses de la pandemia se padeció de falta de estos. Aunque también la demora se dio porque los científicos y médicos, en comienzo, no sabían cómo tratar esta pandemia.


El incidente del Ever Given, también demuestra que cosas pueden pasar y no estamos tan preparados para responder ágilmente.

Sin embargo estos hechos son una gran lección para aprender a evitar estos problemas, garantizando una entrega suficientemente segura y rápida, mezclada con inventarios un poco mayores, previendo poténciales emergencias.


Miremos algunas estadísticas del canal del Suez y su importancia económica, para entenderlo en su real dimensión:


- 30% del volumen mundial de contenedores de transporte marítimo pasa diariamente por el Canal de Suez.

- Representa alrededor del 12% del comercio mundial de mercancías.

- El cierre de un día del canal, interrumpe más de US$9.600 millones de dólares de mercancías que pasan por la vía navegable.

- Una cuarta parte del tráfico diario del Canal de Suez procede de portacontenedores como el Ever Given, causante del incidente.

- En 3 días de cierre más de 200 barcos estaban detenidos esperando la apertura del canal.

- Las millonarias pérdidas y demoras en el Trasporte de las mercancías, sobrecostos de combustibles y transporte, y las demoras de entrega, pueden conllevar mayores precios para el consumidor.

- Los bienes directamente afectados son: Petróleo, comida, Muebles, Ropa, Zapatos, equipo de ejercicios, Electrónicos, partes de carro, Tapetes, son los afectados.

- El gran atasco ya afectó las cotizaciones del petróleo encareciéndolas en 6.5%.


Se necesitaron 10 años y 1,5 millones de trabajadores para construir el canal del Suez, en el siglo XIX, pero solo un barco para obstruirlo, afectando el comercio marítimo mundial.


Al parecer, por más desarrollo tecnológico que podamos tener, seguimos siendo frágiles ante los imponderables.


#Artículos