ARTÍCULOS

  • Fernando Hernández Q.

¿Qué está pasando en USA?


Cuando los países cambian su orientación política por cambios de gobierno, estos nuevos lineamientos impactan fuertemente los entornos de las empresas, y por lo tanto deben ser analizados por estas y su impacto ser tenido en cuenta en sus planes y presupuestos.


Los Sindicatos en los EUA, sin ser tan populares como en otros países, representan a los trabajadores en muchas industrias, y son reconocidos por la ley laboral del país. Centran su actividad en la representación de sus miembros ante la administración de las empresas, y la negociación colectiva conducente a fijar los salarios, beneficios y condiciones de trabajo mejor posible, para sus miembros.


Las dos organizaciones más importantes a las cuales pertenecen las mayorías de sindicatos son, la AFL-CIO (1955) y la Federación Change to Win (2005). Para poder formar un sindicato, la empresa está en la libertad de aceptarlo o que sus trabajadores logren obtener las firmas del 30% de los empleados para que así la Junta Nacional de Relaciones Laborales (NLRB, por sus siglas in inglés) pueda convocar una elección.


En la actualidad el sindicalismo, se ha reducido mucho en comparación con su época dorada en la década de 1950. Por ejemplo, en el año 2016, los miembros sindicalizados llegaban a 14,6 millones, y en 1983 eran 17,7 millones siendo mayormente empleados públicos. En el sector privado la membresía sindical a caído a menos del 7%, niveles no vistos desde 1932. Es una muestra de lo poco populares que son en la actualidad.


Sin embargo, un grupo de empleados de un punto de venta de apple en Maryland, USA, se constituyó en sindicato al votar a favor de la creación del mismo. La tienda de Apple ubicada en la ciudad de Towson, fue el escenario de la votación en la cual trabajan 99 empleados, y voto de la siguiente manera:

  • 66% voto a favor del sindicato.

  • 22% voto en contra.

  • 12% abstención.

Esta fue la tercera tienda en intentar montar el sindicato y la primera que lo logra. Este nuevo sindicato llamado CORE (Coalición Organizada de empleados Minoristas), enviaron una carta a Apple manifestándole que su interés no era ir en contra o causar problemas a la empresa, pero sí tener acceso a los derechos que como trabajadores no tienen hoy, pero creen merecerlos.


Según información del mercado, otras tiendas tanto en Atlanta como en New York, han estado interesadas en formar sindicatos. Pero la tienda de Atlanta dilató la votación, mientras que la asociación sindical CWA (Communications Workers of America), acusó a la empresa de actividades anti sindicalistas. Varios medios de comunicación afirman que Apple contrato una firma de abogados expertos en temas sindicales, con el objeto de entender bien lo que está sucediendo y poder tomar las mejores acciones para evitar impactos negativos de este tipo de acciones.


Pero Apple no es la única que enfrente estos nuevos movimientos sindicales. En diciembre pasado, y tras una exitosa campaña proselitista en New York, está permitió que empleados de Starbucks, lograran firmar el primer sindicato de esa reconocida cadena de cafés. Esto está generando movimientos similares en otras tiendas de la corporación.


Por otra lado, Amazon también enfrentó la creación de un sindicato en el cual, el 55% de los trabajadores de una de sus bodegas en New York, votaron a favor de su creación.


Los anteriores hechos presentados en 3 de las más importantes empresas americanas, nos hacen pensar que algo está pasando en el mercado de ese importante país y seguramente está siendo evaluado el tema por estas y otras empresas, para ver cómo mantener al mercado y al país, lejos de amenazas a su libertad empresarial y generación privada de riqueza, fundamento de la creación de los Estados Unidos de America.


#Artículos