top of page

ARTÍCULOS

  • Foto del escritorFernando Hernández Q.

Piensa rápido, piensa despacio


El libro "Piensa rápido, piensa despacio" escrito por Daniel Kahneman, un reconocido psicólogo y premio Nobel de Economía, explora cómo funciona nuestra mente, identifica los sesgos cognitivos que afectan nuestras decisiones y ofrece perspectivas sobre cómo podemos mejorar nuestra toma de decisiones y nuestra comprensión de nosotros mismos. Veamos sus ideas principales:

  1. Sistema de pensamiento dual: El libro explora la existencia de dos sistemas de pensamiento en nuestra mente. El Sistema 1 es rápido, intuitivo y emocional, mientras que el Sistema 2 es más lento, analítico y reflexivo. Kahneman explica cómo estos sistemas interactúan y cómo pueden afectar nuestras decisiones y juicios.

  2. Sesgos cognitivos: Kahneman destaca la presencia de numerosos sesgos cognitivos en nuestra forma de pensar. Estos sesgos son patrones predecibles de error que afectan nuestra toma de decisiones, como el efecto de anclaje, la aversión a las pérdidas o el sesgo de confirmación. Estos sesgos pueden llevarnos a decisiones irracionales o subóptimas.

  3. Prospectiva y evaluación subjetiva: La perspectiva se refiere al proceso de evaluar el valor y la probabilidad de resultados futuros, mientras que la evaluación subjetiva se refiere a cómo valoramos y recordamos nuestras experiencias pasadas. Estos procesos no siempre siguen la lógica o la objetividad y pueden afectar nuestras decisiones y percepción de la felicidad.

  4. Concepto de "Econs" y "Humanos": Kahneman distingue entre los "econs", seres racionales y lógicos que se supone que toman decisiones basadas en la maximización de la utilidad, y los "humanos", los seres humanos reales que a menudo se desvían de la racionalidad y están influenciados por factores emocionales y cognitivos. Esta distinción nos ayuda a comprender cómo nuestros sesgos cognitivos y emocionales pueden influir en nuestras decisiones.

  5. El impacto de las pérdidas y el aversión al riesgo: Kahneman discute cómo los seres humanos tienen una aversión mayor hacia las pérdidas que hacia las ganancias, lo que afecta nuestras decisiones y preferencias. Esta aversión al riesgo tiene implicaciones importantes para áreas como la toma de decisiones financieras, la negociación y la política.


Un libro muy interesante para entender como pensamos, evaluamos y tomamos decisiones, y como ciertos factores afectan dichas decisiones.



bottom of page