ARTÍCULOS

  • Fernando Hernández Q.

Netflix y Microsoft, aliados estratégicos


Netflix perdió más 750.000 usuarios al salir de Rusia y sus resultados económicos se resintieron consecuentemente. Los efectos de esa importante pérdida de usuarios y la de una fuerte competencia en la cual se encuentran grandes como, HBO, Amazon, Disney, y Apple, le han hecho vivir momentos difíciles.


Netflix, que posee en la actualidad 221,6 millones de abonados, se encuentra en uno de los peores momentos en su historia de 25 años, después de anunciar una pérdida en el primer trimestre del año, de 200.000 suscriptores, circunstancia no ocurrida en más de una década, adicionalmente informó que espera perder 2 millones más de abonados en el segundo trimestre. Esta noticia condujo a la caída de sus acciones y al temor de los inversores no solo por el futuro de Netflix, también del negocio del streaming.


Reed Hastings, cofundador y codirector general de la empresa, ante estas serias amenazas empezó a ajustar su plan estratégico, en busca de nuevos frentes de negocios que generaran un aumento de los ingresos para la compañía. Es decir, cómo hacer para que aún perdiendo clientes, poder incrementar los ingresos. Este es el resultado de salir de mercados y enfrentar una dura y creciente competencia en otros.


En artículo anterior, veíamos cómo la empresa visualizó algunas alternativas e inició su análisis. Entre estas alternativas planteo:

  • Una tarifa adicional por compartir la contraseña con personas en su propio domicilio.

  • Incrementar su producción de series y películas, mejores y más costosas.

  • Explora ofrecer una opción de transmisión de contenidos en vivo.

  • Ingresa en el mundo de los videojuegos móviles.

  • Estudia ofrecer un servicio de suscripción a un precio menor de los tres actuales, seria la cuarta opción de suscripción a su servicio junto a los actuales planes básico, estándar y premium sin publicidad, pero con la condición de que los contenidos de la cuarta opción muestren publicidad.

Después de los respectivos considerandos, eligió la última alternativa planteada, la de vender publicidad a cambio de disminuir el costo para sus afiliados, lo cual planea ofrecer en el último trimestre de este año. Para esto escogió cómo su aliado estratégico a Microsoft, para el manejo de la publicidad que se verá en su canal, y así lo anunciaron al Mercado esta semana.


Antes de elegir a Microsoft, Netflix conversó con varias compañías, como Google (muy relevante en el sector de la publicidad online); Magnite (mayor plataforma de anuncios del mundo), y FreeWheel (compañía perteneciente al gigante estadounidense Comcast.) Cada una planteo diferentes soluciones para el manejo de la publicidad a ser generada por clientes corporativos de Netflix, llegando a la conclusión que Microsoft era la que encajaba mejor en su nueva estrategia y esta ha sido finalmente la compañía escogida. Las empresas de streaming que incluían publicidad, no cobraban suscripción alguna. Esta costumbre está cambiando, ya que todos los jugadores sufren la misma presión por generar mayores ingresos.


La meta a largo plazo de Netflix, según manifestó la compañía, consiste en una “mayor elección para los consumidores y una experiencia mejor que la TV para los anunciantes” y su objetivo a corto y mediano plazo es obtener mayores ingresos, incrementando su base de clientes y oferta de servicios. La estrategia es incluir publicidad en su suscripción más económica aún dando un mejor precio de suscripción (cuarta opción), con la ayuda de Microsoft. Lo anterior busca que los clientes crezcan sustancialmente, generando un importante crecimiento de los ingresos, teniendo en cuenta que en general hay tradicionalmente 3 métodos de ventas a saber:

  1. Consolidar y no perder sus clientes actuales;

  2. Incrementar la facturación con estos clientes.

  3. Conseguir nuevos clientes.

Esta estrategia, de ofrecer una menor tarifa de afiliación al tener publicidad, tiende a evitar una mayor salida de clientes y potencialmente atraer nuevos. Por otro lado, al poner en manos de un equipo experto en publicidad (Microsoft) esto trae beneficios tales como una gran flexibilidad de innovar, tanto en tecnología como en ventas, y a su vez garantizar privacidad para los suscriptores.


Los actuales movimientos en el negocio de streaming, ampliará el mercado, sus servicios, la calidad de estos, y reducirá sus tarifas, todo esto en beneficio del cliente. Sentémonos y disfrutemos entonces, este futuro prometedor del sector.


#Artículos