ARTÍCULOS

  • Fernando Hernández Q.

Metaverso y sus implicaciones legales


En artículos anteriores hemos visto respecto del metaverso, que es, el mundo futuro que plantea y cómo invertir en estos nuevos mundos virtuales. Sin embargo, es tanta su importancia que trae otras importantes implicaciones.


Tal y como se ha planteado, el metaverso y que por lo menos en principio no existiría uno, sino varios, pues las diferentes empresas o grupos económicos con capacidad de inversión, podrían montar una cada uno, esto plantea situaciones que se deben analizar y ver cómo se manejan.


Muy seguramente cada versión de metaverso, tendrá su propia geopolítica, ese decir sus propios países, su propia moneda, sus propios deportes, estadios, teatros, museos, actividades, espectáculos; es decir, serán mundos diferentes y compitiendo por atraer nuevos ciudadanos, con pasaportes, visas, etc. Esto de por si ya plantea nuevos retos.


Por ejemplo, en el mundo físico es una agresión y de hecho ilegal, que una persona sea seguida a donde vaya, pues se considera una invasión a su privacidad y se requiere un permiso legal para seguirla permanentemente. En el metaverso, esto será normal y aceptado, pues en el mundo virtual la interacción con los equipos y las computadoras es necesaria y éstas sabrán con quien interactúan, por lo cual la privacidad será un bien escaso. De hecho hoy, al utilizar la geolocalización en los celulares, la privacidad se pierde. Esto se acentuará más en el nuevo mundo virtual del metaverso.


Por otro lado en este nuevo mundo virtual, la información y datos que se manejará sobre cada individuo, será muy superior a la que nosotros individualmente manejamos y somos conscientes, por lo cual la potencial afectación en los individuos es enorme. Si conocemos en “detalle” y en forma “individual”, las actitudes, gustos, capacidades, costumbres, tendencias, información financiero, etc. etc. ¿se imaginan lo que se puede hacer con esa información? Cosas buenas, muchas, pero también otras no tan buenas.


Debido a estas potenciales nuevas formas de vida, se plantea como necesario, la creación de una Constitución Digital, aplicable a este nuevo mundo. El metaverso trae posibilidades de vida digital inimaginables y sorprendentes; sin embargo, también trae consigo, riesgos y amenazas diferentes, a lo que hoy conocemos como vida física, por lo cual debemos anticiparnos y establecer unas reglas del juego claras, trasparentes y oportunas.


Y es importante porque lo normal hoy, es que la ley aparezca después y como consecuencia de hechos no legislados, para el mundo digital sería aconsejable iniciar pronto y así visualizar potenciales situaciones que caigan en lo ilegal, y empezar a legislarlas. No se trata de impedir estos nuevos desarrollos, se trata de que se realicen dentro de normas y ordenamientos claros, que eviten impactar negativamente a sus nuevos ciudadanos.


Tengamos en cuenta que las empresas y plataformas dueñas de estos futuros, pero ya cercanos desarrollos; hoy, son más grandes que países, y la información que manejan, difícilmente la poseen incluso países desarrollados. ¿Se dan cuenta de lo que hablamos? Por eso es necesario que así como se desarrollan estos nuevos mundos, que son bienvenidos para seguir creciendo como humanidad; paralelamente se desarrolle una legislación igual o por lo menos parecida en su robustez, que proteja a los usuarios.


#Artículos