ARTÍCULOS

  • Fernando Hernández Q.

Metaverso y el mundo corporativo


Según un estudio realizado por la firma Baker McKenzie, varios puntos importantes deben observar las empresas cuando se lancen a la aventura de vivir en un mundo virtual o metaverso. Dado que este nuevo mundo virtual, por ser precisamente nuevo, atrae a todos, es por esto que así como plantea innumerables potenciales desarrollos, también trae consigo muchos riesgos y retos por superar.


Es importante tener en cuenta, observar el documento, que una empresa antes de iniciar actividades en el metaverso, deben establecer salvaguardias protegiendo así sus activos en el mundo físico, dada sus actividades futuras en el metaverso, que ameriten proteger sus activos. Como menciona el estudio: “las empresas deben analizar si las actividades que pretenden desarrollar en un metaverso pueden dar lugar a activos susceptibles de ser protegidos (como interfaces de usuario, avatares, etc.), en tal caso, qué tipo de medida de protección tecnológica se adapta mejor a estos activos y ofrece el más alto nivel de protección, así como de qué forma se llevarán a cabo las medidas de ejecución en este
espacio interactivo en proceso de cambio permanente”.


Veamos cuáles son los puntos importantes, enunciados por el estudio y a ser tenidos en cuenta por los ejecutivos de empresas en el mundo corporativo.


Nuevas y variadas oportunidades: Los nuevos mundos virtuales ofrecerán nuevas y variadas oportunidades para para posicionar marcas, productos y servicios de forma innovadora y atractiva. Es un nuevo mundo, lo que implica un nuevo mercado.


Las fusiones y adquisiciones se intensificarán y tendrán una mayor vigilancia: Las entidades estatales reguladoras a cargo de los temas antimonopolio, deberán examinar más detenidamente las operaciones de fusiones y adquisiciones, esto permitirá mayor agilidad en las negociaciones al poder identificar anticipadamente potenciales problemas y así poder realizar las negociaciones en menor tiempo y con mayor éxito.


Cambio de CAPEX a OPEX: Se dinamizarán los procesos de CAPEX a OPEX. Es decir, la compra de activos (CAPEX), se convertirá en la contratación o arriendo de ese activo como un servicio (OPEX). Así la migración a la nube que conlleva la escalabilidad representada en seguridad, agilidad y ahorro de costos, se incrementará en el metaverso.


Apoyo en la tecnología emergente: Para poder interactuar o participar en el metaverso es necesario entender y apropiarse de tecnologías emergentes de apoyo, que facilitan los procesos relacionados a este nuevo mundo virtual. Es el caso de las tecnologías de acceso, entre las cuales tenemos la realidad aumentada (RA) y la realidad virtual (RV) que están íntimamente relacionadas, pero no son lo mismo.


En el caso de la realidad aumentada, esta mejora o "amplifica" el mundo real agregando elementos digitales (de forma visual, auditiva o sensorial) a una vista del mundo real. Es un recurso tecnológico que ofrece experiencias interactivas al usuario a partir de la combinación entre la dimensión virtual y la física, con la utilización de dispositivos digitales. lo que vemos son objetos virtuales que se superponen al entorno real. Una mezcla entre elementos reales y virtuales. Un ejemplo sería el hecho de ver con la cámara de tu móvil tu propia sala de estar y poder añadir sofás a través de una app para ver cuál queda mejor.


Mientras que en la Realidad Virtual todo lo que vemos está creado y desarrollado íntegramente mediante un ordenador. Esta se refiere a un entorno generado mediante tecnología informática, que recrea la sensación de estar inmerso en él. Se genera a través de dispositivos tecnológicos como gafas de realidad virtual o cascos, guantes y trajes especiales, que permiten la interacción con el entorno virtual. Además esta la evolución de la arquitectura de Internet y su gobernanza, así como los modelos de propiedad de los activos comerciales tomados prestados del ecosistema de la cadena de bloques.


Se estructuraran nuevos marcos jurídicos: Nuevos temas y escenarios propios de los mundos virtuales, tales como: La identidad online y su evolución, los contenidos y su convergencia, los activos digitales y su propiedad, la descentralización, la jurisdicción, la responsabilidad legal, etc. Plantean retos en el escenario de la jurisprudencia y el derecho que está crea. Lo anterior exige la creación de nuevos marcos legales que contemplen los nuevos riesgos y desarrollen estrategias en el nuevo ambiente legal que se genere, desde el punto de vista de la propiedad intelectual, la protección de datos, y la regulación de contenidos, entre otros.


El comercio digital será uno de los principales componentes: El comercio digital será uno de los más importantes componentes del metaverso, esto significa una mayor complejidad en los movimientos financieros globales, que llevarán a crear mayores regulaciones financieras tanto a nivel de países, regiones y globalmente. Los pagos digitales estarán en primer orden de utilización. Estos intercambios financieros que superan fronteras planteará si las licencias bancarias de los países deberán trascender y ser licencias a nivel de bloques comerciales. Por otro lado la necesidad de una moneda digital será cada día más necesaria para permitir un flujo financiero global más eficiente.


Consolidación tecnológica: Se incrementará el flujo de inversión de capital en la consolidación tecnológica. De hecho, actores importantes como los fondos de capital privados, impulsarán la inversión de recursos en la consolidación de tecnologías, tales como Inteligencia Artificial, Blockchain, Gamificación, y en las nuevas que vendrán con las nuevas necesidades.


La Propiedad Intelectual deberá desarrollarse: El metaverso plantea nuevos retos en todos los campos, como en este de la PI. Los dueños de derechos deberán establecer estrategias claras, que les permita proteger sus derechos de PI en estos nuevos mundos. Situaciones como falsificación virtuales, competencia desleal, etc. Se presentarán y éstas conllevarán nuevas formas de demandas que requerirán a su vez nuevas formas de resolución de conflictos de PI y prever cómo se retiran productos de esas plataformas virtuales.


La privacidad y su legislación: Las entidades financieras y otros tipo de entidades multinacionales, deberán observar y cumplir las leyes de privacidad en las diferentes jurisdicciones donde realicen sus actividades. Los reguladores serán cada vez más estrictos en su cumplimiento y esto conlleva un mayor esfuerzo. Estar en un mundo virtual con fronteras ampliadas, implica el manejo de multiplicidad regulativa para evitar riegos.


Amenazas de la Propiedad Privada: Otro aspecto, que aunque no está incluido de forma directa en el informe, pero que también preocupa enormemente, es el tratamiento de la Propiedad Privada en cada uno de los países. Dado que los metaverso trascienden las fronteras geopolíticas de los países, y teniendo en cuente que las orientaciones políticas de estos, no siempre aceptan y protegen la Propiedad Privada, se deberá prever desde ahora los futuros conflictos que esto generará en la utilización de los metaverso en esos países y las pérdidas económicas o limitaciones de uso que esto puede plantear. Algunos obstáculos podrán crearse ante estas situaciones que amerita un análisis previo.


Cómo vemos muchos son los temas que plantean estas nuevas tecnologías, no solo en nuestras vidas, también en la del mundo corporativo y muchos otros mundos, que estarán expuestos a estas nuevas realidades virtuales.


#Artículos