ARTÍCULOS

  • Fernando Hernández Q.

Metaverso: What is going on?


Teniendo en cuenta que se avecina un nuevo mundo virtual e inmersivo en el cual podremos trabajar, aprender, comprar, reunirnos socialmente, ejercitarnos, asistir a eventos sociales (concierto, cine, deportes) y realizar cualquier otra actividad igual que el mundo real, donde además nos será permitido conectarnos en formas inimaginables, como por ejemplo, sumergiéndonos presencialmente en un mundo virtual y teletransportarnos instantáneamente de un espacio a otro, acompañados de nuestro avatar, proyectándolo sobre el mundo físico con la realidad aumentada, así será “la siguiente evolución en tecnología social online”.


Varias encuestas han permitido concluir que para los ejecutivos y empresarios, el mundo virtual, conocido como metaverso, traerá impactos muy positivos para la vida de los seres humanos, así como de las empresas. La positiva percepción también plantea que esta nueva tecnología transformará nuestros hábitos y costumbres, dado su poder de cambio.


Uno de los campos es el de las ventas, en las cuales cada día crecen los compradores virtuales y con ello el metaverso será un lugar ideal. En promedio y teniendo en cuenta el desarrollo de los países, más de la mitad de la población ha realizado compras virtuales, tanto de productos y servicios, en sectores como confección, bisutería, deportes, equipos de entretenimiento, perfumería, artículos para el hogar, boletería, etc. Otros sectores como vehículos, turismo, real state, están aumentando sus ventas, en la medida que los consumidores ganan confianza y habilidad para realizarlas.


Lo que favorece la llegada de este mundo virtual, es saber que más de la mitad de la población mundial ha ingresado y utiliza regularmente la virtualidad en su vida. Este porcentaje seguirá creciendo en la medida que se faciliten la utilización de medios y equipos a precios más económicos y existan facilidades más extendidas a la población en general.


Otro de los impactos más fuertes se prevé en la transformación del entorno laboral y los espacios de trabajo a utilizar. De hecho la pandemia fue un reto muy grande para las tecnologías que permitieron de forma remota mantener en marcha las empresas. Las videoconferencias, sistemas de trabajo remoto, equipos de comunicación, la expansión en la capacidad y utilización de la nube como concepto de seguridad y almacenamiento de información, etc. Fueron retos superados para fortuna de la humanidad.


Grandes inversiones se están realizando para formar nuevos ambientes laborales, en los cuales incluso se podrá duplicar la fuerza de trabajo, dado que por un lado un avatar podrá adelantar labores en el mundo virtual y su dueño lo hará también en el mundo real. Es decir paralelamente los dos producirán resultados en temas iguales o diferentes. También el avatar podrá reemplazar al ser humano o adelantará por él trabajos mientras este descansa. La pandemia planteó un arranque importante en el desarrollo de nuevas tecnologías y en la actualidad ese desarrollo se mantiene, pensando en una mayor productividad sin que esto signifique más horas laborales. De hecho se piensa que podrán disminuir sin perder calidad ni eficiencia. Los paradigmas de los modelos de trabajo cambiarán necesariamente.


Ya existen empresas que iniciaron sus trabajos en el metaverso creando oficinas virtuales donde asisten sus empleados diariamente, a través de sus avatar personales, y reciben sus instrucciones de trabajo tanto generales como especializadas. Estos tempranos inicios se dan aún a sabiendas que tomará tiempo para que sus empleados empaticen con sus avatar, estos se adapten al nuevo ambiente laboral, y empiecen a obtener beneficios de este. Sin embargo estas empresas obtendrán los primeros beneficios, y desarrollarán nuevos entornos laborales que les permitirá crecer más rápidamente que aquellas que las sigan.


Paralelo al desarrollo de espacios virtuales, otras empresas implementan espacios de coworking virtuales en los cuales comparten trabajadores y clientes. Esto permite una comunicación más fluida entre todos y a su vez plantea alternativas no sólo de trabajo, también el de compartir actividades para desconectarse y hacer team building, al poder practicar actividades de esparcimiento conjuntamente, bien en cafés virtuales, bien a través de juegos virtuales previamente diseñados para estos ambientes, e incluso pantallas de consulta con información de temas de interés general como Criptomonedas, leer Twitters de interés, revistas de suscripción, etc. Todas estas facilidades permitirán crear el ambiente de oficina virtual adecuado, desarrollando un Networking en favor de resultados y de forma remota.


A su vez, el metaverso plantea un enorme potencial de generación de nuevos empleos. Solo Facebook (meta) prevé contratar, en los próximos años, más de 20.000 personas dedicadas al desarrollo de un metaverso, y esperan impactar en una década a 1.000 millones de personas, generando billones en comercio digital. Para lograrlo requiere trabajadores en múltiples disciplinas del saber. Tales como, Programadores de realidades extendidas, modeladores de entornos virtuales, ingenieros de software y de computación gráfica y animadores, desarrolladores de mundos virtuales, expertos en telecomunicaciones, productores, abogados especializados en legislacion para mundos virtuales, expertos en mantenimiento, etc. Muchos de estos conocimientos y en consecuencia, nuevos desarrollos tecnológicos, no se poseen hoy en día, para poder tener un metaverso totalmente desarrollado, pero seguramente irán apareciendo en la medida que se encuentren esas necesidades para poder continuar los desarrollos de esta nueva tecnología.


Como ven, mientras realizamos nuestras labores rutinarias, un nuevo mundo se está gestando y poco a poco llegará para ser parte integral de nuestra vida.


#Artículos