ARTÍCULOS

  • Fernando Hernández Q.

“Los Derechos del hombre y la creación de riqueza”


La Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789 fue proclamada por los Representantes del Pueblo Francés, constituidos en Asamblea Nacional. “Ellos Consideraban que la ignorancia, el olvido o el menosprecio de los derechos del Hombre eran las únicas causas de las calamidades públicas y de la corrupción de los Gobiernos, por eso resolvieron exponer, en una Declaración solemne, los derechos naturales, inalienables y sagrados del Hombre, para que esta declaración, les recuerde sin cesar sus derechos y sus deberes; para que los actos del poder legislativo y del poder ejecutivo, al poder cotejarse en todo momento con la finalidad de cualquier institución política, sean más respetados y para que las reclamaciones de los ciudadanos, fundadas desde ahora en principios simples e indiscutibles, redunden siempre en beneficio del mantenimiento de la Constitución y de la felicidad de todos.


En consecuencia, la Asamblea Nacional francesa, reconoció y declaró , en presencia del Ser Supremo y bajo sus auspicios, los derechos del Hombre.” Esta declaración de derechos, no solo tiene que ver con el ciudadano, también tiene que ver y mucho con la creación de riqueza y el mundo de los negocios, que es el que la genera. Pues estos derechos de no respetarse, pueden convertir en inviable, el entorno de la creación de riqueza, y por ende, cualquier emprendimiento empresarial, y con esto, las funestas consecuencias como la pobreza, el hambre, y la injusticia.


Es por eso que considere importante hacer un análisis de cada uno de estos derechos y su relación con el mundo empresarial. Dado que son varios, dividiré el análisis en tres artículos, para su lectura y comprensión más sencilla. Este es el primero de tres.


Artículo 1°: “Los hombres nacen y permanecen libres e iguales en derechos. Las distinciones sociales sólo pueden fundarse en la utilidad común.”


Al nacer los hombres libres e iguales, pueden y deben desarrollar y aplicar sus habilidades, que tanto Dios, como la naturaleza les ha dado. Esto los lleva a crear y con esta creación es que el hombre ha logrado desarrollarse como ser humano y como raza. La ciencia, el arte, y la tecnología, son resultado de estas creaciones. Lógicamente también lo es, el mundo de los negocios, y dentro de él, la creación de empresas, de intercambio comercial de productos, y servicios, de medios de pago para la adquisición de los mismo, etc. Es aquí donde la libertad e igualdad del ser humano, permite que éste aspire a ser un ser mejor, una comunidad mejor, una raza mejor. Por eso si le quitamos esa libertad, la sociedad que la pierde, detiene su desarrollo y convierte tanto al hombre como a su capacidad de transformación, en partes obsoletas de un engranaje que se detiene.


Artículo 2°: “La finalidad de cualquier asociación política es la protección de los derechos naturales e imprescriptibles del Hombre. Tales derechos son la libertad, la propiedad, la seguridad y la resistencia a la opresión.”


No tiene sentido la vida si pierdes tu libertad, que sentido tiene una vida en la cual solo se te permite respirar y eso cuando se te permite. Perder tu capacidad de pensar, crear, hacer, lograr, beneficiar, sería una vida vacía sin sentido. Esta libertad te debe permitir generar a su vez propiedades para tu beneficio y el de los demás. A su vez si no existe la seguridad que te dé la tranquilidad y protección debida como ciudadano, para poder inspirarte con confianza en tu desarrollo, y crecimiento, para tu beneficio y el de la sociedad, que te rodea, como raza desapareceríamos. Como siempre habrán fuerzas contrarias a tus intereses y capacidades, la oposición a esas fuerzas opresivas, debe ser un derecho dado y protegido. Sin libertad, propiedad privada, seguridad y resistencia a la opresión, es imposible que existan los negocios, las empresas, la economía. Sin esto, la creación de riqueza y empleo es imposible y por ende el futuro como sociedad es impracticable.


Artículo 3°: “El principio de toda Soberanía reside esencialmente en la Nación. Ningún cuerpo ni ningún individuo pueden ejercer autoridad alguna que no emane expresamente de ella.”


La nación es el concepto real, político y geográfico, en el cual como ciudadanos hemos elegido vivir y convivir. De ahí nace su soberanía, por eso la manipulación de la misma, por individuo o grupo, es ilegal y destruye todos los derechos por la cual fue creada. Esto es esencial para la vida de las personas, pero también para el mundo empresarial. Si una nación no promueve y protege, su economía y mundo de las empresas, esta llamada a una crisis económica, con las consecuentes funestas y las afectaciones negativas en la calidad de vida de sus ciudadanos.


Artículo 4°: “La libertad consiste en poder hacer todo lo que no perjudique a los demás. Por ello, el ejercicio de los derechos naturales de cada hombre tan sólo tiene como límites los que garantizan a los demás Miembros de la Sociedad el goce de estos mismos derechos. Tales límites tan sólo pueden ser determinados por la Ley.”


La libertad es esencial en la vida, para poder hacer lo que deseemos como seres vivos con pretensiones y esperanzas. Su único límite está fijado en el respeto de la misma libertad a los demás y que la mía y la de los demás no se afecten entre sí. La ley debe garantizar ese ejercicio y ese único límite. Así, tendremos la libertad en beneficio de todos, para generar la riqueza que se requiere para obtener un nivel de vida general benéfico para todos y en función de los esfuerzos individuales para generarla.


Artículo 5°: “La Ley sólo tiene derecho a prohibir los actos perjudiciales para la Sociedad. Nada que no esté prohibido por la Ley puede ser impedido, y nadie puede ser obligado a hacer algo que ésta no ordene.”


La ley hecha por el hombre, no puede estar en efectuación del mismo. Es creada para intervenir solo en aquellos casos en los cuales son perjudiciales para la sociedad en general y los ciudadanos en particular. Por eso esta ley debe proteger todos los derechos naturales, exigir el cumplimiento de los deberes y permitir que el desarrollo personal y colectivo sea un hecho. Es así como la sociedad podrá generar riqueza que beneficie a sus ciudadanos y les dé una mejor y justa calidad de vida, no en detrimento de algunos, si en favor de todos.


Continuará…….


#Artículos