ARTÍCULOS

  • Fernando Hernández Q.

Las preocupaciones de los fondos de inversión


Si alguien sabe o por lo menos tiene información de cómo irá el mundo económico en corto y mediano plazo, son los gestores de los fondos de inversión. Es por esto que el Bank of América realiza mensualmente una encuesta con ellos, la cual abarca más de 200 gestores que manejan fondos superiores a los US$630.000 millones de dólares. Cifra representativa de este importante sector de la economía. Y aunque no nos contaran sus secretos y posiciones de inversión, su opinión si representa los síntomas del mercado.


Resultado de la encuesta:


Preguntados por los riesgos de cola (tail risks), sucesos que de presentarse obligarían a cambios drásticos en la estrategia de inversión, opcionaron los siguientes cinco principales:


El primero de estos es la inflación que ha venido creciendo y con el gasto del gobierno americano para aliviar el impacto del COVID podría incrementarse, sin embargo tanto la FED como los gestores concuerdan que esta será transitoria.


Como segunda posibilidad está el Tapering, fenómeno que se presenta cuando la economía necesitada de un impulso, la Reserva Federal inyecta dinero en el sistema a través de la flexibilización cuantitativa (QE), que brinda a todos dinero extra. Esto permite a las personas gastar más dinero, lo que impulsa a las empresas por el consumo de sus productos, lo que a su vez impulsa a los fabricantes para suplir la oferta de productos y la economía en general experimenta un impulso. Esto se conoce como un paquete de estímulo. Esta estrategia del manejo de la liquidez del mercado, solo pretende ser una solución a corto plazo. El peligro viene cuando la Reserva Federal alimenta la economía por demasiado tiempo, lo que reduce el valor del dólar o lo interrumpe abruptamente, lo que causa pánico masivo, se habla de volverse a producir esta crisis llamada Taper Tantrum, que se presentó en el 2013. Esta es una preocupación creciente en el mercado.


La tercera preocupación es el Asset Bubbles (burbujas por la sobrevaloración de ciertas clases de activos).


Cómo cuarta preocupación tenemos el COVID que ha venido perdiendo protagonismo por segundo mes consecutivo.


Y como no hay quinto malo, la desaceleración de China empieza a preocupar a los mercados. Una disminución en la actividad económica China impactara a gran parte de las economías del mundo.


Como conclusión general, está el convencimiento del mercado en la recuperación de la economía mundial en el presente y próximos tres años, salvo que algunos de estos factores o uno nuevo, desequilibren la economía.


#Artículos