ARTÍCULOS

  • Fernando Hernández Q.

“La creación de riqueza”


La creación de riqueza se puede dar en cualquier escenario de la vida. Podemos crear riqueza de conocimientos, de información, espiritual, habilidades y destrezas, económica, etc.


Bien sea cualquier escenario que escojamos, unos de los principales requisitos son: la estrategia que utilicemos, así como la dedicación y el orden que le imprimamos para lograrla. En este artículo vamos a hablar de la generación riqueza económica y cuáles son algunas de las fórmulas para lograrla.


La riqueza económica está dada por la capacidad de generar recursos líquidos, es decir dinero circulante; que permita la capacidad de inversión (acciones, bonos, fondos de inversión, etc.) y adquisición de bienes tanto muebles como inmuebles (propiedades, planta y equipos, medios de transporte, etc.).


Esta producción de riqueza tiene que ver con 4 principios iniciales, que son la base para producirlos. Miremos cuáles son:


  1. Multiplica tus ingresos y las fuentes de donde provienen: Por una parte se requiere generar ingresos y paralelamente crecerlos y con ello multiplicar las fuentes de los mismo. Es decir, no limitarte a una sola actividad, maximiza la utilización de tu tiempo y podrás hacer más cosas para aumentar tus ingresos. Por ejemplo, si tienes un empleo, este te genera una base de ingresos. Sin embargo, podrías adicionalmente hacer otras actividades como otro trabajo, vender por Internet, ser socio de algún negocio, etc. Lo anterior aumenta tus ingresos y a su vez multiplica la fuentes de los mismos. Los ricos saben perfectamente que deben diversificar sus fuentes de ingresos, es decir no depender de una sola, pues en la medida que posean varias, cuando unas no produzcan o bajen su producción, otras darán mejores resultados y compensarán las primeras. Se dice que para ser millonario, debes tener al menos 6 fuentes estables distintas de ingresos.

  2. Gasta menos de lo que ganas: Como segunda parte está la disminución de los gastos, crear esa disciplina de restringir tus gastos y controlarlos, es fundamental en la capacidad de generar liquidez extra que te permita invertir en otras fuentes de riqueza. Si deseas realmente generar capacidad de ahorro y por lo tanto de inversión. En principio limita tus gastos a un 70% de los ingresos iniciales, y en la medida que crezcas tus ingresos, mantén tus gastos en ese valor inicial que significaban esos 70%. Tus gastos no deben crecer en la misma proporción de tus ingresos, pueden crecer, pero en un porcentaje mucho más bajo. Estos dos puntos iniciales, Te permitirán aumentar la brecha entre ingresos y gastos, aumentando así tu ahorro o capacidad de generar liquidez extra para invertir en otros negocios.

  3. Que el dinero trabaje para ti: Los esfuerzos que significan el crecimiento de ingresos y disminución de gastos, son conducentes a lograr generar capital de inversión, es decir poder disponer de recursos que permitan ser invertidos y que generen rentas para poder invertir nuevamente. Esta es la base de la generación de los famosos ingresos pasivos. Aquellos que están 24 horas produciendo mayores ingresos, sin que tengas que estar permanentemente en frente de ellos. Lograr estructurar ingresos pasivos estables y seguros, es un paso fundamental, no solo para generar riqueza, también para considerar millonario al que la posea.

  4. Responsabilidad social: El éxito en la generación de riqueza conlleva una responsabilidad social de colaboración con otros que no tengan esta posibilidad. Colaborar con otros permite la creación de riqueza social, y esta conlleva a mejores posibilidades de vida para toda la sociedad, que a su vez se traduce en posibilidades de nuevos negocios y nueva generación de riqueza. Se dice que es de sabios dar, pues el que da sin interés, recibe el doble de lo que da.

La generación de riqueza económica es una obligación de todos, no solo por el beneficio personal, también por el beneficio social y un mejor nivel de vida de toda la sociedad.


#Artículos