top of page

ARTÍCULOS

  • Foto del escritorFernando Hernández Q.

La Biblia y los principios del éxito económico


Podríamos pensar que la biblia esta únicamente enfocada a aspectos religiosos. Sin embargo, al ser uno de los libros más importantes de la humanidad, que incluye aspectos religiosos, enseñanzas y principios de vida, valores, etc., este importante libro santo no desconoce los aspectos económicos tan importantes para el bienestar del ser humano y de la sociedad.


Sin ser un libro explicito en enseñanzas económicas, te sorprenderá saber que trae 5 principios económicos que al ser aplicados en la vida económica y financiera de una persona o de una organización, los llevaría el éxito económico. Miremos cuales son:

  1. Mayordomía y administración (Buen Gobierno): La Biblia enfatiza la importancia de ser buenos mayordomos de los recursos que se nos confían. Esto implica administrar sabiamente nuestras finanzas, trabajar diligentemente y mostrar responsabilidad en todas las áreas de la vida económica.

  2. Generosidad y compartir (Responsabilidad Social): La Biblia enseña sobre la importancia de ser generosos y compartir con los demás. Esto incluye dar a los necesitados, apoyar a los pobres y mostrar compasión hacia aquellos que están en dificultades económicas.

  3. Trabajo y esfuerzo (Perseverancia, Resiliencia y Valores): La Biblia resalta la importancia del trabajo duro y con esfuerzo. Se alienta a las personas a trabajar con diligencia y honradez, valorando el trabajo honesto como una forma de proveer para sí mismos y sus familias, así como una forma de servir a los demás.

  4. Evitar la codicia y el amor al dinero (Que el dinero trabaje para ti, no tu para el dinero): La Biblia advierte sobre la peligrosa influencia de la codicia y el amor al dinero. Se nos exhorta a no permitir que el deseo desmedido de riquezas gobierne nuestras vidas, sino a buscar la justicia, la bondad y la generosidad.

  5. Sabiduría financiera (Ahorro e Inversión): La Biblia ofrece principios de sabiduría financiera, como ahorrar para el futuro, evitar deudas excesivas y buscar consejo sabio en la toma de decisiones económicas.

La interpretación y aplicación de estos principios pueden variar según cada individuo y organización, acorde a sus creencias y tradiciones religiosas. Importante complementar estas enseñanzas bíblicas con una educación financiera sólida y consejos prácticos para administrar nuestras finanzas de manera responsable. Sin embargo, su buena y constante práctica, seguramente te llevara a niveles de vida muy confortables.



Comments


bottom of page