ARTÍCULOS

  • Fernando Hernández Q.

IKEA: de Suecia a Colombia


Considerada la mayor empresa del mundo en muebles y accesorios para el hogar, su forma particular de hacer negocios la convirtió en todo un éxito empresarial. Y ahora desembarca en Colombia.


Comenzó operaciones, como muchas empresas, siendo un negocio familiar. Nació en Smaland (Suecia), en una granja de la familia Kamprad, en la cual Ingvar, un hijo de la familia de 17 años, inició una venta por correspondencia, en la cual vendía inicialmente cerillos para luego vender adicionalmente, bolígrafos, marcos de fotos, carteras, relojes, medias de mujer, e incluso semillas y pescado. al que lo llamo IKEA. Nombre compuesto por: Las dos primeras letras son las iniciales de su nombre, la tercera la granja donde se crio, y la cuarta el pueblo más cercano: Ingvar Kamprad Elmtaryd Agunnaryd (IKEA).


La estrategia del negocio se basó en obtener un Justo margen de utilidad, dado que el mercado era de pocos recursos y por ende susceptible a precios altos, y adicionalmente, enviar por correspondencia los productos, lo cual era cómodo para los clientes. Estas dos estrategias dieron su fruto y el negocio creció rápidamente. Algo curioso, Ingvar utilizó 50 años antes el sistema de negocios de Amazon, con el mismo éxito.


En la medida que creció el negocio y con esto la variedad de productos, en 1948 incluyo muebles en su catálogo, construidos por el mismo Ingvar, y en poco tiempo se evidenció que el mayor pedido y rentabilidad era de este rubro, razón por la cual abandonó las otras líneas y se concentró en muebles de hogar. El éxito fue tan grande que los clientes mismos se asombraban de cómo unos muebles de tan fino diseño podían ser a bajo precio. Esto respondía a la estrategia que Ingvar estableció, muebles de lindo diseño a precios bajos para el alcance de todos, estrategia que denominó “Diseño Democrático” que fue todo un éxito.


Para poder convencer a sus clientes de la buena calidad de sus productos monto en 1953 una exposición en un taller de Älmhult para que la gente pudiera venir a ver, e incluso a probar sus muebles antes de comprar. Esta estrategia la cual aún hoy se mantiene, causó una excelente respuesta y en 1958 abrió su primera tienda al público


Sin embargo, el éxito se enfrentó a un problema y era relacionado a que el tamaño de los muebles impedía el envío por correo, y cargarlos en los vehículos de los clientes era muy difícil, y obligaba pagar un acarreo, lo cual afectó las ventas. Fue en 1956 y por accidente, una empleada de nombre Gillis Lundgren compró una mesa LOVET, pero no le cabía en el carro, por lo cual se le ocurrió desmontar las patas y así logró introducirla al vehículo. Fue así como descubrieron que los muebles podían venderse desarmados, y por consiguiente empacados en cajas planas, lo cual abrió toda una nueva forma de manejo logístico de los productos, facilitando su despacho por correo o el cargue en los vehículos de los clientes. Esto impulsó fundamentalmente las ventas del negocio.


Otro problema surgió y era que los muebles llegaban desarmados donde los clientes y se debían armar. La estrategia fue que como la empresa redujo el costo de producción, al no armar los muebles, trasladó este beneficio al cliente, reduciendo los precios. Estrategia muy bien recibida por el mercado, pues en esa época armar los muebles no era problema para los clientes, acostumbrados a realizar actividades manuales, no les era inconveniente realizar esta labor. Incluso estudios posteriores realizados en 2011, demostraron que el valor percibido por los clientes al armar sus propios muebles, era mayor. Algo que llamaron el efecto IKEA. Por lo cual la empresa continuó con esta actividad, especializándose en simplificar el armado de los muebles para los clientes.


Otro aspecto que diferencia a IKEA, son los nombres de sus productos. Estos son el resultado de la necesidad de su creador Ingvar Kamprad que al ser disléxico, tenía problemas para recordar siglas o códigos de catálogo. Lo anterior lo llevó a establecer un código propio al colocar los nombres en su propio idioma, el Sueco, pero de una simpleza de fácil recordación para el. Por lo cual los artículos de salón, como los sillones, los sofás o las mesas de comedor tienen nombres de ciudades suecas. Las alfombras son localidades rurales, y los artículos de baño, son ríos y lagos. El material de oficina tiene nombres masculinos. Las telas y cortinas, nombres femeninos. Y los complementos para niños, nombres de animales.


Ingvar inicialmente armaba sus catálogos con dibujos que él mismo realizaba y las enviaba a sus clientes. El catálogo editado e impreso formalmente como se conoce hoy, se publicó desde 1951, y posee actualmente más de 12.000 referencias, llegando en el 2016 a 200 millones de copias al año, en 32 idiomas y 69 versiones diferentes. Superando su tiraje a libros como la Biblia o el Quijote. Sin embargo y atendiendo a las nuevas tecnologías se dejó de editar en el 2021, antes de cumplir su 70 aniversario. La versión digital reemplaza ahora la versión física.


IKEA emplea más de 200 diseñadores, quienes son los responsables de llevar al mercado los nuevos productos que ofrece la compañía, tales como muebles inteligentes con cargadores de batería o luces programables. Fue a principios de los años 60 y como respuesta a una competencia mayor en su país de origen, que la empresa inició su expansión internacional, buscando inicialmente proveedores y fabricantes en otros países, principalmente en el bloque asiático. En la actualidad posee más de 1.500 proveedores en 50 países. Como consecuencia, inicia la apertura de tiendas a nivel internacional. La primera de estas la abrió en 1963, en Oslo (Noruega). Posee hoy más de 420 tiendas a nivel global, y genera alrededor de un millón de puestos de trabajo directos e indirectos.


En el año de 1965, en su muy amplio almacén de Estocolmo se presentó una gran aglomeración de clientes, que llevó a los empleados a solicitarle a estos que se atendieran ellos mismos, tomando los productos de las estanterías y proceder con ellos a pagar en las cajas. La situación se resolvió favorablemente, llevando a la empresa a optar por este nuevo modelo de servicio, en el cual el cliente es atendido por un empleado, solo si lo solicita.


Las tiendas de IKEA se caracterizan por estar diseñadas de tal manera que poseen diferentes áreas, pero que obligan a hacer recorridas todas en un orden determinado. Así los clientes pueden admirar todos los productos en exhibición. Fue a partir de 1965 que las tiendas pasaron de tener cafeterías a brindar el servicio de restaurante, en los cuales mezclan la comida local y varios platos típicos de la comida sueca. Recientemente iniciaron el servicio de comprar comida para llevar. Ingvar Kamprad fundador y único dueño de IKEA, dejó de dirigir la compañía en 1986, y se retiró como asesor en 2013. Llego a ser uno de los hombres más ricos del mundo, pero siempre llevo una vida austera, en la cual a menudo tomaba transporte público para movilizarse. Fallece en 2018 con 91 años de edad, y fue sucedido por sus cuatro hijos que en la actualidad están al frente de los negocios familiares.


Se calcula que para el segundo trimestre de 2023, Ikea abrirá su primer almacén en Colombia, el cual estará ubicada en Bogotá en el centro comercial Mall Plaza. El segundo será abierto en Medellín en el 2024 y el tercero en Cali. Es así como la famosa IKEA desembarca en el mercado Colombiano, brindando diseños innovadores, precios competitivos y formas de atención al público novedosas.


#Artículos