ARTÍCULOS

  • Fernando Hernández Q.

Human Centric Marketing


Una nueva forma de interactuar en los mercados ha aparecido, se llama Human-Céntric Marketing.


Estamos dejando de considerar como centro de la acción del marketing al consumidor, para pasar a considerar en el centro al ser humano. Es decir un concepto más integral del consumidor al ser considerado cómo ser humano integral.


¿Sorprendido? ¿Creías que era así? Pues no lo era. La verdad el enfoque se limitaba a la parte del ser humano cuando actuaba como consumidor, pero no contemplaba muchos otros aspectos que poseemos como seres humanos. Ver al consumidor como ser humano integral, abre muchas nuevas perspectivas de interacción, de entendimiento, de análisis, así como de posibilidades. Este nuevo enfoque integral plantea que el receptor de nuestros mensajes, deja de ser pasivo y se convierte en interactuante y esto significa que provee sus puntos de vista cómo ser humano, y eso lo hace más complejo e interesante.


Lo anterior implica que ya no mediremos el éxito de nuestras campañas de marketing, acorde al volumen de productos vendidos, este vendrá en la medida que logremos una más fuerte relación con el cliente; es decir, que venderle mi producto ya no será el objetivo, está venta será una parte de una más compleja relación con el y así deberá ser medido. Por lo anterior, nuestra relación con el cliente se empieza a enfocar más en el lado humano del mismo.


Esta nueva y compleja relación, integra características humanas como la empatía, la justicia, la reciprocidad, la amabilidad, y la compasión, en las estrategias de negocios. Para que una empresa adopte este nuevo e integral enfoque, deberá razonar sobre estos importantes aspectos:

  1. Afectación de nuestras decisiones empresariales en las personas.

  2. Creación de valor en nuestros empleados.

  3. Equilibrio entre objetivos humanos y de negocio.

  4. Estrategias de negocios basadas en y para seres humanos.


Por consiguiente el éxito en el nuevo escenario del Human - Centric Marketing, no podrá estar enfocado exclusivamente en los resultados, dejando a las personas (empleados, proveedores, clientes, etc.) como medios para lograrlos.


Por lo anterior el foco deberán ser las personas y esto aunque nos pone en terrenos algo subjetivos, nos permitirá entender mejor sus necesidades y expectativas, y responder a ellas con más exactitud, enriqueciendo nuestra relación con las diferentes personas de nuestro interés.


Definir así metas y éxitos, será todo un reto para las empresas, pero se deberá hacer para determinar si el enfoque de las estrategias es el correcto y si los objetivos responderán a los KPI planteados, pero además e igualmente importante, si estamos contribuyendo al desarrollo y bienestar de las personas y así logremos profundizar nuestra relación con ellos, en procura de obtener una fidelización a largo plazo.


Factor clave a entender y desarrollar en este nuevo enfoque, es la empatía. Esta nos permitirá saber qué sienten nuestros nuestros clientes y comunicarnos con ellos de tú a tu, es decir al mismo nivel. Entenderemos las características psicológicas de nuestro comprador, los sentimientos que experimenta a diario, y así entenderemos realmente lo que necesita de nosotros a nivel emocional


Logrando esto con nuestros compradores, lo podemos ampliar a todas las personas que interactúan con la empresa (empleados, proveedores, accionistas, trabajadores públicos, etc.), debemos entender que nuestra compañía impacta en todas ellas, por lo cual tenemos un compromiso de contribuir con su desarrollo y bienestar.


Otro aspecto central de las personas con las que interactuamos, son sus valores y cómo estos los motivan y guían en sus acciones. Por lo tanto si deseamos realmente conectar con ellas, Debemos ser capaces de, en una forma humana, sencilla, y transparente, poder mostrar y comunicar nuestro “porque”, mostrando el espíritu de la marca y de las personas que trabajan en ella.


En el nuevo enfoque del Human - Centric, el marketing centrado en valores y responsabilidad social empresarial son elementos muy importantes.


Si logramos superar el reto e implementar el nuevo enfoque del marketing, obtendremos beneficios tales como:

  1. Mejorar los resultados económicos.

  2. Conocer nuevas oportunidades de crecimiento.

  3. Incrementar la satisfacción de clientes, empleados, proveedores, etc.

  4. Mejorar el branding.

  5. Actuar más basado en valores y por ende ser más coherente con las necesidades de los clientes.

La paradoja radica en que, en la medida que enfoquemos recursos en objetivos no relacionados directamente con el negocio, los resultados del mismo mejoran.


#Artículos