ARTÍCULOS

  • Fernando Hernández Q.

Grupo Inditex (Zara) cambia de piloto


Los cambios de liderazgo en las empresas líderes del mercado, por lo general, no son frecuentes. Primero porque estas empresas buscan la estabilidad, en procura de poder desarrollar sus planes estratégicos a largo plazo, además porque toman mucho tiempo y son costosos, y no menos importante, por que el mercado analiza muy bien estos cambios para ver la incidencia de los mismos en el futuro de la empresa y esto afecta para bien o para mal, el valor en bolsa de sus acciones, sus Rating de crédito, confiabilidad del mercado, etc.


El caso que nos ocupa hoy, es tal vez uno de los más importantes de los últimos años a nivel mundial. Estamos hablando del cambio del piloto del grupo Inditex, dueño de marcas como Zara, Massimo Dutti, Bershka, Oysho, etc. propiedad de la familia Ortega de España y líder indiscutible de su mercado, tanto en ventas presenciales como virtuales, así como en su utilidad, resultados atribuidos a su CEO saliente.


Pablo Isla, uno de los mejores, si no el mejor ejecutivo de España, se retiró de la presidencia del grupo el 1 de abril y fue reemplazado por Marta Ortega, la heredera de la familia accionista. Isla, abogado del Estado madrileño, se unió a Inditex en 2005, llegando a ser vicepresidente y consejero delegado, posteriormente en 2011, llego a presidente, manteniéndose también como CEO, hasta 2019.


Isla no solo llevó al primer puesto en ventas a Inditex, también en sus resultados financieros. Llevo las ventas en el 2005 con 2.244 tiendas, de $7.955 millones de dólares a $32.705 millones en el 2.021 y con 6.477 tiendas elevó la utilidad anual de $950 millones a $3.827 millones de dólares en el mismo lapso de tiempo. Desde el 2005, el valor en bolsa ha aumentado en $61.360 millones.


Muy sorpresivo para el mercado fue el anuncio del cambio de presidente, tan solo 4 meses antes del mismo y cuando la empresa daba como resultados uno de sus mejores años. Generalmente estos cambios son avisados un año antes o más y una vez definido el reemplazo, viene un proceso de empalme que permita un cambio lo más suave posible. Sin embargo este no fue el caso y lógicamente causó problemas al grupo. De hecho, la cotización en bolsa de la acción se deprecio un 33% desde que se conociera el relevo, a la fecha.


Marta Ortega (38 años), quien reemplaza a Isla, tiene un primer reto, recuperar el valor da la acción en bolsa. Curiosamente la caída del valor en bolsa (-33%) de Inditex aunque con buenos resultados, fue por el cambio repentino de su CEO, mientras que en el caso de su competidor inmediato, la cadena textil sueca H&M, también vio derrumbar su valor en bolsa en el 13%, tras dar a conocer las cifras de su primer trimestre fiscal.


¡El futuro dirá si el relevo en Inditex fue una adecuada decisión o no!


#Artículos