top of page

ARTÍCULOS

  • Fernando Hernández Q.

“Emprendimiento de Vida”


Me enteré de que un amigo, Hugo F Valderrama S, había publicado su décimo libro, lo cual me sorprendió gratamente, pues no sabía de su gusto por la escritura y no conocía sus obras. Como se me ha hecho una persona interesante y misteriosa; lo primero por cómo se expresa al hablar, se nota que lo precede una amplia inteligencia y experiencia de vida. Lo segundo es mi culpa por no intentar conocerlo más a fondo, me interese en conocerlo a través de su decimo libro y lo compre.


El libro se llama “Entrepreneur of Life” (Emprendimiento de Vida), esta publicado en inglés, se consigue fácilmente en Amazon. Es un compendio de sus experiencias de vida, convertidas en enseñanzas, como gerente de empresas y líder de organizaciones. Pensé en leerlo y hacerles una presentación resumida de su contenido. Sin embargo, al iniciar su lectura y ver lo profundo de los temas tratados, concluí que un resumen no sería suficiente, por lo cual preferí escoger algunos de los 110 temas que trata, los más cercanos al mundo empresarial y de negocios, y en el orden en que aparecen, exponerlos en mis artículos. Iniciemos:


El título 3, es llamado: “Learn to take risk and improvise for success” (Aprenda a tomar riesgos e improvise por el éxito). Valderrama plantea que el éxito en una profesión o negocio, esta usualmente relacionado con un mayor esfuerzo en su compromiso, dedicación e inteligencia. Plantea que muchos exitosos hombres de negocios, aun siendo faltos de entrenamiento o conocimiento, pero con olfato, visión y una tremenda convicción, pueden alcanzar sus objetivos. Muchos exitosos hombres de negocios, no terminaron sus estudios de colegio, y menos de universidad. Muchos exitosos artistas no estudiaron música o actuación, y muchos terratenientes solo tenían amor por el campo, pero no lo conocían como negocio. Sin embargo, su instinto, astucia, y compromiso, los llevaron a ser los mejores en esas áreas.


Un estudio cercano a los casos de éxito, encuentran 5 constantes para ese éxito: Toma de riesgo con coraje e ingenuidad. Excelentes logros en áreas desconocidas. Disciplina y calidad en el desempeño. Años de dedicación y compromiso. Varios creen en ellos, los siguen, contratan, promueven, y recomiendan a estos exitosos hombres de negocios.


Indudablemente, la gente exitosa muestra ser innovadora en campos donde ellos no son especializadas. Ejemplos concretos de esto son: Bill Gates y Steve Jobs no terminaron sus estudios. Einstein fue un mal matemático. Madonna fue despedida de mesera por su pobre rendimiento. Los Beatles fueron rechazados por varias casas de música y trabajaron con una casi en bancarrota. Ronald Reagan considerado un mal actor y llego a ser uno de los presidentes de USA mas famosos. Shakira fue descalificada por su profesora de canto en el colegio y le recomendó dedicar sus esfuerzos en otra área. Silvester Stallone fue un jugador de football y actor porno, sin fama ni gloria, antes de ser famoso actor. Jean Claude Van Damme fue chofer de taxi y repartidor de pizza, antes de llegar a brillar ante las cámaras.


Como vemos, muchos exitosos aunque sintiendo miedo de dedicarse a algo diferente para lo que no tenían conocimientos o no estaban preparados, lo superaron y avanzaron con dedicación y esfuerzo, hasta lograr el éxito. Al parecer ellos se enamoran ciegamente de su objetivo, se motivan con ello y avanzan sin parar hasta lograrlo.


Sin duda alguna, ser exitoso, es un logro diferente para cada uno. Sin embargo lograrlo en cada caso, requiere disciplina, dedicación, constancia, superación, coraje. Tener éxito tiene un costo alto, pero merece el esfuerzo.


El Titulo 6, es llamado: “Cultural differences and Key motivations for success or failure” ( Diferencias Culturales y Claves motivacionales para el éxito o fracaso). El libro plantea que en repetidas ocasiones se ven estilos de liderazgo en las empresas, muy estrictos, amenazadores, intimidantes, descorteses , que pueden dañar la imagen y autoconfianza de los trabajadores, y que lleva a estos a trabajar bajo presión por miedo o pánico. Afortunadamente no todos los jefes son así, también los hay motivadores, participativos, comprensivos, innovadores, en su trato con los demás.


Igual desde el punto de vista de los subalternos, hay muchos tipos de trabajadores; por un lado aquellos que se ajustan a los gerentes autoritarios y requieren permanente control; así como otros que prefieren se les permita ser independientes y no requieren control para dar buenos resultados.


Plantea de igual forma que las diferencias culturales al ser múltiples y diferentes, pueden llevar a equivocaciones o situaciones erróneas, en contra de un buen ambiente de trabajo y unos resultados exitosos. Un líder de una cultura asiática, liderando un grupo de trabajadores hispanos, por dar un ejemplo, debe estudiar y comprender la diferencias de culturas, formas de pensar, actuar. A su vez el líder puede aprovechar la situación para explicarle al grupo, su cultura y forma de pensar, conocerse mutuamente y respetar sus diferencias, permite tener una relación madura y constructiva.


Adicionalmente, es importante considerar que el idioma cultural utilizado, no en todos los casos es el mismo. Diferente es dirigirse o interactuar con un grupo de trabajadores de una planta de producción, que con un grupo de vice presidentes de una empresa. La diferencia cultural permanece pero el idioma cultural en que se comunica, debe adaptarse a cada grupo acorde a su estatus. Esto mejora la comunicación y con esto el entendimiento y acción respectiva.


Aunque estoy totalmente de acuerdo con lo planteado, me atrevo a complementar una situación que permite llegar a escenarios avanzados y prometedores. Un líder debe asumir riesgos, en procura de una mejor productividad. Aunque debe respetar y tener en cuenta la cultura y rasgos de sus subalternos, también puede traer aspectos positivos de la suya e implementarlos en favor de un buen y más productivo ambiente laboral. Por ejemplo, como latinos podemos ser muy apasionados en aquellas labores que nos inspiran, interesan, nos gustan. Si ese es el caso, no dudes en imprimir y transmitir esa pasión a tus subalternos. En caso de que su rasgo cultural sea pasivo y frio en su accionar. Inspirarlos positivamente es lo mejor que puedes hacer. Estoy convencido que “Nada más provocador que un liderazgo que inspire”. Se pueden asumir riesgos de mal interpretación, pero con una buena comunicación y ejemplo, los resultados pueden ser excelentes. Asume riesgos, eso te mantiene con vida.


Observar y respetar las culturas es siempre cortes e importante. Sin embargo, puede ser un factor motivador clave, que impulsado en el camino correcto, lleva a las organizaciones a escenarios muy productivos.


Continuáremos en futuros artículos, conociendo y analizando los temas de este muy interesante libro, “Entrepreneur of Life” felicitando a Hugo Fernando Valderrama por su contenido, e invitándolos a comprarlo.


#Artículos

bottom of page