ARTÍCULOS

  • Fernando Hernández Q.

El tren del desarrollo...


China le ha apostado, de tiempo atrás, como apoyo a su acelerado desarrollo, poner en funcionamiento la red más amplia de trenes de alta velocidad, logrando: conectividad de sus principales ciudades, reduciendo los trayectos entre éstas de manera sustancial y desarrollando en extremo la economía de las ciudades conectadas, así como la del país. El mundo occidental está impresionado con este crecimiento desmesurado. Sin hacer mucho por alcanzar a China, se pregunta cómo logró en tan corto tiempo estos grandes resultados.


De hecho ya rompió todos los récords con sus líneas de tren de alta velocidad. Posee la red más grande en el mundo (2/3 partes del total), también la ruta más larga entre Beijing y Guangzhou y La más rápida entre Beijing y Shanghai. Y la primera línea comercial que logra velocidades de 267 millas por hora.


El sistema férreo Chino posee 141.000 kilometros en total. Pero lo más impresionante es que logró desarrollar las dos terceras partes del total mundial de las redes de trenes de alta velocidad, llegando a 37.900 kilómetros, en tan solo 12 años y piensa doblar su tamaño a 70.000 kilómetros en los próximos 15 años.


El sistema desarrollado en su extensión, casi da la vuelta al mundo y tan solo en 2019 transporto 1.7 billones de pasajeros. Para entenderlo en contesto, el Reino Unido construyó una línea de tren rápido entre Londres y el túnel del canal en los años 2.000 (HS1), que equivale al 0.2% de la red china actual. La segunda nueva línea (HS2) propuesta en 2009, entre Londres y Birmingham, su fase 1 se planea terminar en el 2.033. Estados Unidos por su parte tiene una línea de alta velocidad en el norte, pero que hoy se discute si es de alta velocidad. La segunda nueva línea en construcción en California abrirá en 2029. Como vemos y hablando de dos potencias mundiales, están muy lejos de la capacidad de ejecución de la moderna china.


Para entender lo que está pasando en China, miremos algunas de sus cifras:


- Desde 1980, el país a doblado su producto interno bruto (GDP) cada 8 años.

- Más de 800 millones de personas han salido de la pobreza.

- Entre el año 2.000 y el 2.018, el 47% de la población ha subido su nivel de vida y hoy forma parte de la clase media.

- Varias ciudades en 20 años han pasado de ser ciudades pequeñas a convertirse en bastas metrópolis.

- Alrededor del pais múltiples fábricas y complejos industriales se han desarrollado.

- Estudios han determinado que el turismo ha crecido un 20%, en provincias conectadas por la red de alta velocidad.

- La estrategia en general es lograr este crecimiento del país y su capacidad de generación de riqueza. Pero también lograr balancear la diferencia entre la zona rica del país (región costera donde se encuentran ciudades como Beijing y Shanghai) con ingresos Per capital mayores en 3 o 4 veces a los de la zona pobre (interior del país). Esperan con esto que el tren rápido logre redistribuir mejor la prosperidad.


Todo esto no solo es gracias a los trenes de alta velocidad, que si han jugado un rol muy importante, ayudando a acelerar el crecimiento del país desde 2008. La estrategia china a pasado por enfrentar un ajuste importante de su infraestructura, una planeación estatal del desarrollo de las líneas férreas de alta velocidad, iniciadas en 1990 y la primera línea entre Beijing y Tianjin abierta en 2008, reduciendo el tiempo entre las dos ciudades de 70 a 30 minutos. Otras líneas férreas fueron rápidamente desarrolladas, uniendo las ciudades de Shanghai, Wuhan, Chengdu, etc.


Los trenes iniciales fueron importados o construidos bajo acuerdos de transferencia tecnológica con empresas extranjeras, sin embargo desde esas épocas los ingenieros chinos se formaron y hoy son líderes del sector.


La razón económica detrás de esta estrategia es la demanda. Estados Unidos posee 8 ciudades con más de 5 millones de personas, India posee 7, Japón 3, y Reino Unido 1. En el caso de China son 14. Una sola línea de tren de alta velocidad, entre Shanghai y Beijing atiende una población de 300 millones de personas. Este increíble crecimiento urbanístico mezclado con el crecimiento del poder de consumo de sus poblaciones, crea un gran mercado a abastecer y por consiguiente un envío de carga muy grande entre poblaciones.


Por otro lado China posee un espacio aéreo muy congestionado, con problemas de cumplimiento de horarios y altos sobre costos, volviendo caro el servicio aéreo. El tren es muy competitivo por su reducido costo y cumplimiento en servicio.


Al ser los trenes de propiedad estatal, tener una alta demanda y al estar estandarizado sus materiales de construcción en todo el país, lo que permite economías de escala al producir altas cantidades. Hace muy competitivo el costo de construcción de líneas férreas para el gobierno chino.


En europa el costo del kilómetro de tren de alta velocidad está entre $25 y $39 millones de dólares, en USA es de $56 millones y en China es de $17 millones. El bajo costo de la mano de obra y de la tierra, y el costo del transporte están dentro de la razones de esta gran diferencia.


Trenes modernos, estilizados, reductores de emisiones de carbón, dotados de la última tecnología, muy veloces y seguros, y conectando las zonas campesinas con las grandes metrópolis, representan un gran reto para los países competidores.


Las claves del éxito Chino en esta expansión económica, sin ser las únicas, han sido cuatro principalmente:

1. Planeacion a largo plazo.

2. Decisión política en el desarrollo, mezclando manejo de libre mercado y mercado controlado.

3. Autoridad del estado sobre la población, como cualquier país con ideología socialista.

4. Paciencia para obtener logros en el tiempo.


Gracias a b1m y Tim Gibson


#Artículos