top of page

ARTÍCULOS

  • Fernando Hernández Q.

El negocio del siglo: Fusión nuclear


El mundo entero está en procura de poder obtener una producción energética limpia que no genere contaminación o por lo menos que esta sea mínima, contrario a la producción actual basada en petróleo y carbón principalmente, agentes altamente contaminantes. Además de ser una necesidad ambiental para proteger nuestra única casa que tenemos hasta hoy, resultara en el negocio más importante de este siglo y porque no de los que vienen.


Hasta el momento lo que el ser humano tiene como fuente de energía, además del petróleo y el carbón es la fisión nuclear. Es la forma utilizada por las centrales nucleares actuales, y que consiste en dividir o separar, las uniones de núcleos atómicos para liberar energía. Esta metodología ha tenido serios e inseguros episodios como el de Chernóbil y algunos otros que han llevado a desactivar estas centrales, dado su potencial impacto negativo y catastrófico, no solo en sus áreas aledañas, también en sectores muy amplios de territorios.


Estados Unidos ha anunciado esta semana, que científicos de ese país han logrado realizar una fusión nuclear con ganancia neta de energía. La fusión nuclear es el proceso inverso al de la fisión nuclear. Consiste en fusionar dos núcleos livianos (de Hidrogeno como ejemplo), para crear uno nuevo pesado (de Helio), liberando también energía.


Este proceso es el que se realiza en las estrellas como la cercana a nosotros, El Sol. De hecho si el hombre llega a controlar la fuente de energía producida por las estrellas, gran parte de sus problemas desaparecería, pues sería una fuente casi eterna, muy segura y muy poco contaminante, según los expertos. Además, es muy ventajosa, dada la utilización de núcleos de deuterio y de tritio (el deuterio se puede extraer del agua marina de manera económica, y el tritio se puede producir a partir del litio, que está presente en grandes cantidades en la naturaleza), tipos pesados de hidrógeno, en los láseres. Estos elementos también se encuentran con relativa abundancia y facilidad en el universo. Lo que hace esta energía, asequible para satisfacer la demanda energética mundial.


La fusión nuclear como productora de energía ya se había experimentado, pero nunca había sido con ganancia neta de energía (Esta ganancia se logra cuando la energía que se invierte en los láseres de alta potencia, es menor que la energía resultante o producida en el proceso). En el caso avisado por los Estados Unidos, la reacción de fusión en el laboratorio, produjo unos 2,5 megajulios de energía, lo que supuso el 120 % de los 2,1 megajulios de energía invertida en los láseres, para producirla; consiguiendo así la ganancia neta. Esto significó un esfuerzo de 13 años, 10 años más de los que se presupuestaron en comienzo.


Esto significa, una fuente de energía, menos costosa y más limpia con el medio ambiente, al no producir CO2, producir menos desechos radioactivos que la energía producida por fisión, y no conlleva riesgos de accidentes. Se considera que de poderse producir a futuro, de forma estable, cambiaria el futuro de la producción de energía. Como punto negativo, tenemos que la fusión nuclear se logra calentando materiales a muy altas temperaturas, más de 100 millones de grados Celsius, lo cual implica aislar ese material muy caliente de cualquier otro que lo pueda enfriar.


Lo que viene sin embargo según los expertos, son por lo menos diez años de duro esfuerzo, antes de que nuevos hallazgos científicos en fusión nuclear, logren producir electricidad para alimentar las redes eléctricas de los países. Sin embargo el futuro es prometedor para poder producir la energía por fusión nuclear y reducir paulatinamente, el uso de combustibles fósiles.


Adicionalmente y como complemento indispensable, se requiere la intervención de la empresa privada, que será la encargada de poder producir la energía comercialmente, construir las centrales y redes necesarias, y hacerla llegar a las casas, oficinas, fábricas, etc. de todo el mundo. Esto no será una nueva ayuda o ingreso de las empresas privadas a este negocio, de hecho de tiempo atrás varias están participando y con la financiación de millonarios, interesados en este negocio. Teniendo en cuenta que los programas de investigación nuclear son muy costosos y lentos, se requiere la intervención de capital de riesgo, que financie estas investigaciones. La clave es lograr atraer inversionistas con capital de riesgo, que permanezcan en los proyectos, tiempos largos (Varios años), con la expectativa de obtener retornos potenciales importantes. No es fácil pues el riesgo es muy alto y las inversiones cuantiosas.


La participación de las empresas privadas está en función de poder brindar un modelo eficiente, más que uno muy científico pero no financiable o rentable en su operación. Tienen claro que a mayor riesgo, mayor rentabilidad esperada, por lo tanto un modelo que permita diseñar reactores de fusión eficientes, es la idea que puede revolucionar el mercado de energía para un futuro muy amplio; siendo económicamente viable, reportando retornos de dinero atractivos y un legado perdurable a los inversionistas, costos más competitivos que los actuales para los consumidores, y energía limpia para el mundo. Un negocio, gana-gana para todos.


Un ejemplo de participación de la empresa privada, es la empresa llamada GENERAL FUSION (2002, Canadá, US, UK), que cuenta con la financiación de Jeff Bezos, dueño de Amazon. Esta empresa al poseer sus propios recursos, está en la carrera de buscar una revolución tecnológica en el sector de la fusión, buscando vías más rápidas y baratas de aquellas encontradas por el gobierno. Otra empresa del sector es TRI ALFA ENERGY (1998, USA), cuenta con financiación de Paul Allen, Rockefeller Family, Venrock, y Rusnano.


Otras empresas en diferentes partes del mundo (Alemania, Francia, UK, etc.), participan en esta carrera por producir energía limpia y rentable. La investigación realizada en Estados Unidos anunciada esta semana, anima al mercado y le da un positivo impulso que nos llevara en algunos años a la comercialización del nuevo tipo de energía conocido como fusión nuclear, más limpia, menos costosa, menos peligrosa y con potencial de duración por varios siglos.


Referencias:

El país; Infobae; BBC News.


#Artículos

bottom of page