top of page

ARTÍCULOS

  • Foto del escritorFernando Hernández Q.

¡De bueno a excelente!


Uno de los buenos libros de negocios que están interesando en estos días, es el escrito por Jim Collins, que trae un título muy exigente “De bueno a excelente”. Dentro de un mundo tan cambiante, esto implica el reto de no solo ser bueno, sino llegar a la excelencia, Collins nos trae después de un profundo estudio, las características que requieren las organizaciones para lograrlo y porque otras no lo logran. Veamos un resumen de su libro.


Collins y su equipo de investigación se embarcaron en un proyecto que abarcó un período de cinco años, analizando y comparando el desempeño de varias empresas. Su objetivo era identificar las principales características y prácticas que distinguían a las empresas "excelentes" de las "buenas". Para ello, revisaron más de 1,400 compañías y finalmente se concentraron en 11 empresas que lograron una mejora significativa y sostenida en el tiempo.


El autor presenta en su libro una serie de conceptos y estrategias que ayudan a comprender cómo estas empresas lograron el éxito y lo mantuvieron a largo plazo. A continuación, se resumen algunas de las ideas clave presentes en "De bueno a excelente":

  1. Liderazgo nivel 5: Collins introduce el concepto de "liderazgo nivel 5", que es aquel que combina humildad personal con una determinación feroz. Los líderes nivel 5 ponen los intereses de la empresa por encima de los suyos propios y se dedican a construir un legado duradero, en lugar de buscar la fama personal.

  2. Enfocarse en lo que puedes ser el mejor: Las empresas excelentes se centran en aquellas actividades en las que pueden sobresalir y ser las mejores en su industria. En lugar de diversificar o seguir modas, se enfocan en un nicho donde pueden ser imbatibles y se mantienen fieles a esa visión.

  3. Conseguir las personas adecuadas en el autobús: El autor enfatiza la importancia de tener el equipo correcto y en posiciones clave dentro de la empresa. Las empresas "excelentes" priorizan tener a las personas adecuadas antes de decidir cómo lograr sus metas y objetivos.

  4. La confrontación brutal, enfrentar la realidad: Collins sostiene que las empresas excelentes no temen enfrentar la realidad, incluso cuando los desafíos parecen insuperables. Se enfocan en comprender la verdad de su situación y toman medidas valientes y audaces para enfrentarla.

  5. Construir una cultura de disciplina: Las empresas excelentes se caracterizan por tener una cultura de disciplina, que implica establecer un sistema de valores, prácticas y procesos que ayudan a mantener la claridad de propósito y la coherencia en la toma de decisiones.

  6. La tecnología como acelerador: Collins subraya que las tecnologías en sí mismas no son la clave del éxito, sino que son herramientas que pueden acelerar el progreso de una empresa si se utilizan correctamente. Las empresas excelentes saben cómo aprovechar la tecnología de manera estratégica y enfocada en su modelo de negocio.

  7. El concepto del Erizo: El autor presenta el concepto del "erizo", que implica encontrar un punto de conexión entre tres elementos: lo que te apasiona, en lo que eres realmente bueno y en lo que puedes tener éxito económico. Las empresas excelentes encuentran su "erizo" y lo explotan al máximo.

  8. El vuelo del pato: Collins introduce el concepto del "vuelo del pato" como una metáfora de cómo las empresas excelentes logran la excelencia. Los patos parecen nadar en el agua con facilidad, pero debajo del agua están dando patadas muy fuertes. Las empresas excelentes también enfrentan desafíos y dificultades, pero trabajan duro y de manera estratégica para superarlos.

En resumen, "De bueno a excelente" explora los factores clave que distinguen a las empresas excelentes de las buenas. A través de casos de estudio y análisis profundo, Jim Collins ofrece valiosas lecciones y estrategias para aquellos que desean llevar a sus organizaciones hacia la excelencia duradera. El libro proporciona una guía práctica y basada en evidencia para mejorar el desempeño empresarial y fomentar el éxito a largo plazo.



Commentaires


bottom of page