ARTÍCULOS

  • Fernando Hernández Q.

Chips: Algo muy pequeño que puede parar el mundo


En los últimos meses una situación ha pasado desapercibida y sin embargo posee un contenido muy importante de entender por su importancia e impacto en la producción Mundial. Nos referimos a la crisis global de Chips, que ha llevado a replantear estrategias de crecimiento en las mayores industrias a nivel mundial.


Empecemos por entender que es un Chip: Son elementos muy pequeños, fabricados con un material semiconductor, que posee numerosos circuitos integrados, los cuales permiten desarrollar diversas funciones a los aparatos electrónicos. Su invento permitió el desarrollo de la electrónica y por lo tanto el del mundo en que vivimos.


Todos los aparatos electrónicos que nos rodean, poseen chips, y son estos los que permiten su funcionamiento. Televisores, radios, equipos de cocina, de oficina, vehículos, aeronaves, equipos de producción, computadores, etc, etc, etc, requieren chips para su funcionamiento. ¿Vas entendiendo su importancia?


La escasez fue causada por una sobre demanda de equipos como Cel Phones, PC, tabletas, equipos electrónicos, etc. que usan los chips, causada por el incremento del home office y home school a raíz del COVID, así como la guerra comercial entre USA y China. Esto llevo a una escasez de chips en el mercado, que gigantes productores industriales tuvieran que limitar sus presupuestos de producción.


Es el caso por ejemplo, de la industria automovilística, en la cual gigantes como Mercedes Benz, Volkswagen AG, Nissan Motor Co, Mazda, General Motors y Ford, entre otros, disminuyeran su producción de aquellos vehículos menos rentables o se dedicaron en lugar de crecer en unidades, a ser más eficientes en su producción.


Para darnos una idea del problema y su impacto, Ford afirmó que por la escasez de semiconductores, este año reduciría su producción en 1.1 millones de vehículos, lo que significará reducir sus utilidades en US$2.5 billions. Solo los productores de automóviles, usaron cerca a los US$40 billones de chips en 2018. Imagínense el impacto global de la escasez de estos pequeños amigos.


En la medida que la tecnología a avanzado, los chips han sido requeridos desde la industria automotriz, como la de alimentos, construcción, minería, etc. No existe una industria que no requiera los semiconductores. Se prevee que esta escasez de chips podría llegar hasta el 2023, lo cual tendrá un impacto fuerte en la economía mundial, pues el crecimiento de muchas industrias (o todas) se verá afectado.


#Artículos