ARTÍCULOS

  • Fernando Hernández Q.

Amazon disminuye su acelerado crecimiento


Andy Jassy, su nuevo CEO, asume unos resultados no tan buenos como los de su antecesor Bezos. Sin embargo existen explicaciones.


Amazon arrojó una utilidad por $3.200 millones de dólares, en el tercer trimestre del año, disminuyendo en un 50.1%, y eso que sus ventas crecieron en un 15.2%, para llegar a $112.362 millones. Pone a pensar en un cuarto trimestre no tan Bueno. Siendo éste el mejor del año dado que incluyen las 3 fechas más importantes: Black Friday, Cyber Monday y Navidad.


Lo anterior, porque se espera un aumento de los costos, dado los problemas de suministros a nivel mundial, el incremento extraordinario de los precios del transporte y un aumento en el costo de mano de obra, dada su escasez, lo cual conlleva un incremento de los salarios. La estrategia de la empresa es minimizar el impacto de estos sobrecostos en los precios finales de los productos en beneficio de los clientes y sus socios de venta, pero no es tarea fácil. Una mayor eficiencia, control de costos y reducción de utilidad, podrían beneficiar el consumo. Si la situación se visualiza a corto plazo, valdrá la pena la estrategia en pro de no afectar el consumo a corto y mediano plazo.


Amazon lo puede asumir, dado que sus resultados acumulados del año, son buenos. Lleva una utilidad de $19.307 millones lo que significa un crecimiento del 35%. Sus ventas acumuladas han crecido el 27.6%, llegando a $337.058 millones. Este último incremento es gracias a la combinación de sus ventas. Por un lado las ventas de productos, que crecieron el 16.6% y significaron $172.753 millones y por el otro la venta de servicios (cómo AWS Amazon Web Services) que crecieron 40% llegando a $164.305 millones.


Con miras a 4to trimestre del año, la empresa prevé unos ingresos alrededor de los $135.700 millones, tan sólo un 8% de crecimiento aproximado con respecto al mismo periodo del año anterior, para una utilidad cercana a los $2.950 millones, menores en $480 millones a las de hace un año. Estas mesuradas cifras seguramente se cumplirán, pero viéndolo bien, no son malas, pues se están comparadas contra un año en el cual las ventas virtuales se aceleraron por la misma pandemia.


#Artículos